Síntesis del empleo de Información Digital de Secuencias (DSI) de recursos genéticos y las posibles repercusiones de su regulación bajo el Protocolo de Nagoya.

 In Sin categorizar

Posicionamiento de Asebio a favor de promover el uso sostenible y la conservación de la biodiversidad a través de un intercambio abierto de información digital de secuencias, que no implique aplicar las obligaciones de Acceso y Distribución de Beneficios (ABS) a la DSI.

Introducción

La Conferencia de las Partes en el Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés) y la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Protocolo de Nagoya sobre Acceso y Distribución de los Beneficios (ABS, por sus siglas en inglés), reconocieron la necesidad de adoptar un enfoque coordinado y evitar duplicaciones sobre la cuestión de la Información de la Secuencia Digital y como esta debería regirse dentro del marco del Convenio y del Protocolo de Nagoya. Así que actualmente se encuentra en revisión las posibles implicaciones y consecuencias de la utilización de la Información Digital de Secuencias sobre los recursos genéticos para los tres objetivos del Convenio[1] y para el objetivo del Protocolo de Nagoya[2]. El fin de este documento es hacer llegar a las instituciones académicas y científicas, y organizaciones de los sectores público y privado, las preocupaciones sobre la propuesta para aplicar las obligaciones de ABS a DSI.

Empleo de la DSI sobre recursos genéticos

Las secuencias digitalizadas juegan un papel fundamental en la identificación, caracterización y evaluación de los recursos genéticos, siendo un paso importante para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. Así mismo la DSI son de capital importancia para la alimentación y la agricultura, para la seguridad alimentaria y la nutrición.

Por ello, es esencial que la comunidad científica tenga libre acceso a los datos sobre secuencias genéticas, ya que el acceso rápido y sin trabas a estos datos es necesario para el progreso científico que exige el CBD. La disponibilidad de la información digital de secuencias en biodiversidad es importante para cumplir muchos de los objetivos y metas del Plan Estratégico de Biodiversidad, así como en parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Permitir un análisis preciso de la diversidad genética de una colección puede ayudar a optimizarla, mejorar su comprensión, eliminar duplicados e identificar vacíos donde puedan ser necesarias nuevas adiciones. La imposición de restricciones a la disponibilidad de DSI tendrá un efecto paralizador sobre el progreso taxonómico.

Sin la capacidad de examinar diferentes recursos genéticos de manera rápida y rentable, los investigadores y las empresas en muchos casos tendrán que volver a recurrir a recursos genéticos con características ya conocidas, afectando negativamente a la incorporación de nuevas variedades genéticas a los cultivos.

Actualmente, los investigadores pueden buscar en repositorios de recursos genéticos secuencias que probablemente exhiban las características deseadas, esto requiere un muestreo extensivo de la reserva de genes. Una búsqueda que se vería detenida si se aplican las obligaciones de ABS a estos recursos genéticos.

La función de la DSI también es clave en temas de resistencia a enfermedades, plagas, sequias y calidad de productos, permitiendo una respuesta rápida a los brotes de plagas y enfermedades. Por ello, desde Asebio estamos preocupados ante el impacto regulatorio que la ABS tendrá en el intercambio de información necesaria para abordar cuestiones de salud pública. Así mismo, en casos como el de los virus, éstos deben secuenciarse de forma rápida y compartir la información sin demora, para facilitar el intercambio de muestras durante emergencias sanitarias.

Repercusiones de aplicar la ABS sobre la DSI

Si el convenio y sus partes no actualizan sus enfoques del ABS para tener en cuenta la posibilidad de que la información de la secuencia digital se emplee sin distribución de beneficios, habrá importantes consecuencias:

  • Fuerte reducción de la información que se pone a disposición de las bases de datos públicas y daría lugar a que los titulares de las colecciones no hicieran accesible esta información.
  • Las restricciones podrían dar lugar a una reducción de la investigación en biodiversidad.
  • En el caso particular de los microorganismos, los datos de secuencia de los microorganismos se generan a gran escala, con distintos grados de complejidad y a un ritmo creciente. Esto haría inviable un reparto de los beneficios cada vez que se generara DSI.
  • Regular el acceso a la información a través de PIC (Consentimiento Fundamentado Previo) y MAT (Condiciones Mutuamente Acordadas) crearía cargas excesivas para los usuarios, ya que cualquier persona que potencialmente busque acceder y usar información de un banco de datos, necesitaría obtener el consentimiento del proveedor de recursos genéticos y pagar por ese acceso y uso. El uso de PIC & MAT, haría que la utilización de esta información fuera extremadamente difícil, particularmente en casos donde se necesita información masiva de secuencias digitales para comparación.
  • La carga económica sería muy elevada para universidades y centros, impidiendo su actividad investigadora.
  • Existen situaciones en las que el producto final tiene una secuencia que representa un “promedio” de las secuencias de entrada, haciéndolo virtualmente imposible de determinar por valor relativo de cada secuencia.
  • La inclusión de la DSI en el ámbito de aplicación del Protocolo de Nagoya crearía dificultades para la cooperación internacional en materia de investigación.
  • Las restricciones del empleo de DSI serían particularmente perjudiciales para la investigación y el desarrollo relacionados con los recursos genéticos para alimentación y agricultura, y actividades de fitomejoramiento en apoyo de una producción alimentaria sostenible.

Posibles Impactos de la inclusión de la DSI en el ámbito de aplicación del Protocolo de Nagoya y la Convención

La postura de Asebio es que las secuencias digitales no deberían formar parte del ámbito de aplicación del Protocolo de Nagoya, por las siguientes razones:

  • Repercusiones negativas en el apoyo a la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica y los objetivos del Convenio y del Protocolo. La creación de nuevas normas levantaría barreras que impedirían la investigación, dificultarían la conservación y la utilización sostenible.
  • Las consecuencias podrían ser particularmente perjudiciales para los países proveedores con altos niveles de biodiversidad. La inseguridad jurídica acompañada de las nuevas barreras creadas al acceso de DSI y su utilización, disuadirían a los proyectos de investigación que se están llevando a cabo en estos países, y reducirían la cantidad de información disponible de su biodiversidad.
  • Se ralentizaría la disponibilidad de nuevas variedades vegetales adaptadas a los nuevos desafíos y enfermedades emergentes. Siendo necesario revisar muchos más recursos genéticos para identificar candidatos viables, a través de procesos más largos y costosos.
  • Incluso con un sistema de seguimiento robusto, otros factores, incluyendo combinaciones de secuencias parciales, y el hecho de que la misma secuencia puede ocurrir en múltiples organismos, desafían aún más los principios del ABS.
  • La publicación de datos de secuencia es un requisito previo para la publicación científica. Si los países restringen la publicación de estos datos, los científicos dejaran de investigar en biodiversidad en estos países, resultando en una pérdida de beneficios no monetarios para estos países.
  • Los beneficios no monetarios podrían verse perjudicados en el proceso de obtener beneficios monetarios, y los beneficios monetarios podrían ser relativamente pequeños, pero los costes para la comunidad científica internacional muy elevados.
  • Una parte significativa del valor de la DSI está en su agregación. Una secuencia individual puede tener valor como parte de un grupo de secuencias de diversas fuentes combinadas para proporcionar a un organismo una nueva funcionalidad para producir productos de valor. Sin embargo, el valor que aporta cada secuencia es difuso y se extiende a todas las secuencias conjuntas individuales que son necesarias para el funcionamiento del organismo modificado. Siendo el valor de una secuencia individual de una especie muy difícil de cuantificar. Esto hace que la articulación de un valor monetario especifico de una secuencia dentro de un producto o proceso completamente nuevo sea un reto, además de generar grandes cargas de trabajo y siendo necesario largos periodos de tiempo para su correcta evaluación.
  • Continuando el punto anterior, muchos productos son el derivado de secuencias de múltiples especies, el valor promedio de las contribuciones individuales sigue siendo demasiado bajo en la mayoría de los casos, y los beneficios a ser compartidos se diluirían en una amplia gama de partes interesadas. Esto podría dar lugar a una voluntad diferente de pagar “tarifas” por acceso, lastrando la investigación en biodiversidad y sostenibilidad, así como en nuevas técnicas de fitomejoramiento.

Principales Conclusiones

Desde ASEBIO, como asociación que representa el tejido biotecnológico público y privado español, las propuestas para aplicar las obligaciones de ABS a DSI nos parecen un obstáculo adicional a la investigación en términos de biodiversidad, sostenibilidad, fitomejoramiento y resistencia a enfermedades, con consecuencias potencialmente negativas para el avance de la ciencia y el enorme valor social que genera. Así como para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los tres objetivos del CDB.

El acceso sin barreras a la DSI y su utilización en dominio público beneficia a todos los países sin diferencia de su nivel de desarrollo; apoyando la conservación, fomentando el desarrollo de nuevas soluciones biotecnológicas, haciendo frente a los retos de la sociedad y beneficiando a la población en su conjunto. Los investigadores recopilan y utilizan libremente DSI para promover la ciencia y el avance, el desarrollo biotecnológico depende en gran medida del acceso sin trabas a DSI y su almacenamiento en bases de datos públicas.

Todos los países son beneficiarios del acceso e intercambio de DSI para abordar cuestiones clave, como la salud humana, animal y vegetal, la seguridad alimentaria y el medio ambiente. El intercambio abierto es especialmente importante en DSI, cuyo uso sin trabas permite la rápida recopilación, comparación y re-análisis de la información genética de una amplia variedad de fuentes, a través de múltiples bases de datos y secuencias de genes.

Las instituciones académicas y empresariales, son actores clave en el proceso de I+D y desarrollo de nuevas soluciones biotecnológicas, que se verían claramente afectadas por las obligaciones de ABS a DSI. Esas obligaciones obstaculizarían también gravemente las colaboraciones internacionales en las que participan estas instituciones.

[1] Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD), objetivos: http://www.biodiv.be/convention/cbd-faq/doc001218

[2] Objetivo del Protocolo de Nagoya: https://www.cbd.int/abs/about/

Recent Posts
0

Start typing and press Enter to search